Si descubres una pequeña rotura en el paño, es necesario repararlo inmediatamente usando la cinta de reparación, para evitar daños mayores. Si el daño en la tela es mayor, te recomendamos que la reparación la lleve a cabo un profesional.