El viento es un elemento indispensable para este deporte. La dirección del viento puede ser determinada con la ayuda de banderas, árboles o tirando arena hacia arriba. Los vientos laterales o los vientos de mar son los más recomendados para la práctica del kitesurfing. Los vientos de tierra están exclusivamente reservados para riders expertos. La dirección de ceñida es llamada barlovento y la dirección a favor de viento es llamada sotavento. Es imprescindible determinar la fuerza del viento, que se mide en nudos o Bft, si a esto se añade la habilidad de cada uno, indicará la medida del material que debemos utilizar. La medición del viento es posible con un anemómetro.