Antes de cada sesión de kitesurfing debemos informarnos de las condiciones meteorológicas, y de cuál será su evolución. Es importante aprender a leer el comportamiento de las nubes y cómo influyen en la climatología. Es conveniente recordar que las condiciones climatológicas pueden cambiar repentinamente y pueden convertir tu sesión en una situación insegura.