En principio no existe ningún tipo de limitación por edad y no hay regulaciones legales. Por supuesto, este deporte requiere de unas determinadas condiciones; tanto físicas como mentales. Es responsabilidad de cada centro ofrecer cursos específicos para niños, y también determinar si el spot donde se encuentra el centro, es adecuado para menores. Sin embargo, muchas escuelas suelen indicar que la edad ideal para comenzar a practicar este deporte es entre los 8 y los 12 años, debido a que desde este momento las condiciones tanto físicas como mentales del individuo son suficientes. Para los adultos no hay una edad máxima para desarrollar una cierta afinidad o interés por la práctica de este deporte, tan solo es importante, no tener miedo a aprender esta actividad deportiva que aporta tanta satisfacción.