En Austria y Alemania recibes una licencia reconocida internacionalmente cuando completas un curso de kitesurf en una escuela (VÖWSL ó VDWS). Actualmente esta licencia no es obligatoria, pero es una prueba de que has realizado un curso de kitesurf. Es posible que te la soliciten si deseas alquilar material en el extranjero.