Para evitar cualquier tipo de colisión o accidente en el agua, debes seguir las reglas de prevención de colisiones (Reglamento internacional para prevención de colisiones en el mar). En principio se aplican las siguientes reglas: Normas de tráfico internacional y también las de ámbito nacional que regulan el tráfico marítimo. Las aguas costeras pueden a veces estar sujetas a reglas adicionales y a veces divergentes. En los ríos y canales nacionales, se aplican habitualmente las reglas de navegación nacionales. Sin embargo, la siguiente regla aplica siempre: Todo usuario deberá comportarse de tal manera que no se comprometa la seguridad y facilidad de navegación de las vías marítimas y fluviales.


Normas generales de comportamiento:

Dentro del marco de las reglas internacionales de prevención de colisiones, todas las embarcaciones deberán tener un lugar de observación óptimo, donde puedan ver y oír correctamente. Siempre se debe mantener una velocidad segura (dependiendo de la densidad del tráfico, la visibilidad y las condiciones de maniobrabilidad), para que, si fuese necesario, el conductor pueda tomar las medidas adecuadas para evitar una colisión. Cualquier maniobra para evitar una colisión debe ser reconocida con claridad, y llevada a cabo con determinación, realizándola de la manera oportuna.


Obligación de evitar y mantener el rumbo:

Si existe peligro de colisión entre dos embarcaciones que se aproximan, ambas deben ser conscientes de ello y actuar en consecuencia con las reglas de evasión y conducción. La embarcación que debe ser evitada debe llevar a cabo la maniobra de evasión anticipadamente, completa y de manera clara. La embarcación que tiene la prioridad debe mantener su rumbo y velocidad. Si la embarcación con prioridad no cumple con su obligación, entonces debe ejecutar una maniobra para evitar una colisión.


Reglas para ceder el paso:

Existen diferentes reglas dependiendo; del tipo de embarcación y como sea propulsada. No existen reglas especiales para embarcaciones deportivas, al igual que no hay reglas de evasión para vehículos deportivos. Tienen los mismos derechos según la KVR, pero también tienen las mismas obligaciones que los vehículos comerciales. Los vehículos impulsados a motor deben ceder el paso a aquellos que están impulsados por el viento. Sin embargo, en una maniobra de adelantamiento, el vehículo que adelanta debe evitar invadir el carril independientemente de cual sea el sistema de propulsión usado. Existe un apartado independiente a nivel internacional para las embarcaciones propulsadas por el viento. En caso de interpretación de las reglas, tanto windsurfers como kitesurfers son clasificados como embarcaciones de vela, por lo tanto, las siguientes normas aplican para ambos del mismo modo, así como cualquier otra embarcación de vela.


-  Si dos embarcaciones a vela no tienen el viento desde el mismo lado, la embarcación con el viento de puerto debe ceder la preferencia a la otra embarcación.

- Si dos embarcaciones con el viento desde el mimo lado, la embarcación a barlovento deber ser evitada por la embarcación a sotavento. 

- Si una embarcación de vela navega en empopada, en maniobra de aproximación. En caso de que la embarcación de vela no pueda determinar la dirección del viento de modo fiable, debe abandonar la maniobra (ley de ambigüedad)


Prohibiciones de circulación: Windsurfers y kitesurfers están sujetos a una prohibición de circulación temporal durante la noche y con visibilidad reducida. Adicionalmente, existen algunas regulaciones nacionales específicas de tráfico marítimo que contienen algunas prohibiciones al respecto. También queda prohibida la navegación en zonas designadas para el baño, según las regulaciones de cada país o zona. Se debe dar una especial consideración a los bañistas.


Áreas restringidas:

La navegación en áreas restringidas esta generalmente prohibida.

Reservas naturales y parques nacionales:

Las regulaciones de tráfico en estas zonas contienen prohibiciones, restricciones temporales y límites de velocidad. En la mayoría de los casos existen prohibiciones de navegación en zonas protegidas.